Seleccionar página

Si eres deportista, tanto amateur como profesional, te mereces un masaje

El masaje deportivo está destinado a deportistas, tanto amateurs como profesionales, que buscan mejorar su rendimiento, prevenir lesiones o recuperarse de ellas.

Cada modalidad deportiva requiere un trabajo específico, por este motivo, tenemos muy presente qué partes de nuestro cuerpo se ven afectadas en función del deporte que practiquemos.

Recibir este tipo de quiromasaje te ayudará a reducir tus dolores físicos, propiciar la recuperación postural, conocer y utilizar tu cuerpo de una forma más eficaz,yademás te ayudará a mejorar tu descanso.

Estamos especializados en deportes de pala y raqueta: pádel, tenis…

Tipos de lesiones musculares

Un esguince es una lesión de los ligamentos de las articulaciones y se produce al estirarlos o forzarlos en exceso, como cuando la articulación recibe un golpe o sufre una torsión forzada. Los ligamentos se encuentran en todas las articulaciones del cuerpoy son como unos cordones fibrosos que unen los huesos entre sí, dando estabilidad a las articulaciones.

El hecho de no curar un esguince adecuadamente puede ocasionar inestabilidad articular, causada porque el ligamento afectado cicatriza con alargamiento y da lugar a una movilidad mayor de lo habitual a la articulación. Este hecho conlleva un mayor riesgo de sufrir nuevos esguinces e incluso puede llegar a provocar luxaciones en el futuro.

La tendinitis es una inflamación aguda de un tendón que puede ser ocasionada por un traumatismo o bien por una sobrecarga derivada, por ejemplo, de una práctica deportiva. Los tendones son estructuras fibrosas que unen los músculos con los huesos.

Algunos tipos de tendinitis se producen por un uso abusivo, es decir, después de hacer los mismos movimientos de forma contínua y sin una postura adecuada; o bien en el caso de la tendinitis aquílea (tendinitis específica del tendón de Aquiles, que está situado en el pie), que puede verse agravada por una presión excesiva del calzado. En personas de edad adulta, suele ser causada por la disminución de la vascularización de los tendones.

 

La epicondilitis es un tipo de tendinitis que se caracteriza por una inflamación de las inserciones musculares en el epicóndilo del codo. Existen dos tipos:

  • Epicondilitis lateral (también llamada codo de tenista): se produce cuando las inserciones musculares en la
    parte lateral del codo están inflamadas.
  • Epicondilitis medial (también llamada epitrocleítis o codo de golf): hace referencia a la inflamación de las inserciones
    musculares en la cara interna del codo.

Sintomatología:
La epicondilitis provoca un ligero malestar que se incrementa al realizar un movimiento para coger objetos. Provoca la pérdida de fuerza del antebrazo y un incremento del dolor al presionar el codo. El dolor puede aparecer a nivel de la inserción muscular en el hueso del codo o se puede irradiar hacia los músculos del antebrazo y ocasionalmente hasta la muñeca.

 

La distensión muscular se presenta cuando un músculo es sometido a un estiramiento exagerado y presenta ruptura parcial de alguna de sus fibras. Esta dolorosa lesión, puede ser causada por un accidente, uso inadecuado de un músculo o utilización exagerada del mismo.

Es altamente recomendable realizar reposo los días posteriores a la lesión. Los antiflamatorios o paracetamol pueden servir para calmar el dolor, y la hinchazón de los primeros días, si bien a medida que disminuye el dolor, el uso de calor ayuda, junto con estiramiento y ejercicios suaves para llevar sangre al área lesionada.

El desgarro muscular es una rotura aguda, completa, de las fibras musculares, y puede ser producida por una elongación o contracción brusca del músculo, en el deportista que ha precalentado poco o no se entrenó lo suficiente. A diferencia de la distensión, presenta rotura completa de varias de sus fibras.

Entendemos por elongación el hecho de estirar un músculo más allá de su capacidad de estiramiento, y por una contracción un esfuerzo superior a la capacidad biológica de resistencia a la tensión.

Si no realizamos el debido calentamiento, corremos más riesgo de padecer un desgarro muscular; el calentamiento previo a realizar deporte es muy importante para prevenir el desgarro muscular, aunque no anula su ocurrencia. Por tanto, es más posible que el desgarro muscular se produzca al principio de una actividad o práctica deportiva, o al excederse temporalmente al hacer ejercicio más allá de la fatiga, es decir, cuando no obstante estar ya “agotado” se sigue haciendo esfuerzos.

Dónde estamos

Reus

Carrer Roger de Llúria, 2A

Vila-seca

Carrer dels matalassers, 8

Si quieres nos puedes escribir desde aquí:

11 + 7 =